Disfunción Cráneo-Mandibular

¿Qué es bruxismo?

El bruxismo es la parafunción del sistema masticatorio más frecuente hoy en día. Consiste en apretar o rechinar (céntrica o excéntricamente) los dientes de modo consciente o inconsciente.
Las forma más habitual es el bruxismo nocturno con mayor o menor intensidad. Al bruxismo diurno también se le llama bruxomanía.
Hay muchas manifestaciones que se pueden observar en el paciente bruxista (se describen en apartado de recomendaciones) y entre las más evidentes se encuentra el desgaste de los dientes.

Existe el denominado bruxismo fisiológico o infantil, según nuestra opinión necesario o útil para el correcto desarrollo de los maxilares en el niño y que está demostrado tener una incidencia de al menos el 20% según la edad.

Tampoco el bruxismo es sinónimo de Disfunción Craneomandibular pero si que es una de las precipitantes o causantes más importantes de ésta.

¿Qué es ATM?

La ATM (articulación temporo mandibular) o CATM (complejo articular temporomandibular), es la articulación que une la mandíbula al hueso temporal del cráneo.
Su función principal es abrir y cerrar la boca aunque trabaja cientos de veces al día al masticar, hablar, tragar, bostezar, etc.

disfuncion1

¿Qué es Disfunción CraneoMandibular?

Actualmente se ha aceptado este nombre para unificar criterios científicos pero también se le conoce como Síndrome de Costen, Disfunción TemporoMandibular, Disfunción de Aparato Estomatognático o más coloquialmente Patología de ATM y erróneamente los pacientes han sido derivados a otorrinolaringólogos o maxilofaciales en vez de odontólogos o fisioterapeutas especializados en DCM.

Está publicado que patologías como Migrañas, Cefaleas Tensionales, Mareos, Vértigos, Tinnitus, Neuralgias del Trigémino o Síndrome de la Boca Ardiente pueden estar causados con alteraciones del aparato masticatorio por lo que es primordial realizar un diagnóstico correcto mediante una anamnesis exaustiva cuando los profesionales dominan esta materia.

En el Aparato Estomatognático intervenen muchos elementos en cuanto a la etiología, la clínica y el tratamiento. Principalmente los dientes, las ATMs y los músculos que intervienen en la masticación (componente neuromuscular).

Para la DCM es amplio nuestro arsenal terapéutico, desde una fisioterapia especializada, medicación antiinflamatoria, analgésica y miorrelajante, psicoterapia, infiltraciones musculares o articulares y el tratamiento oclusal.

Dentro del tratamiento oclusal se puede hacer un tallado selectivo para eliminar una prematuridad que determinaba un hábito de bruxismo, colocar una férula o placa desprogramadora con un diseño adecuado a cada caso o una rehabilitación del sistema masticatorio para reestablecer por completo los patrones neuromusculares y funcionales de una persona.

disfuncion2